viernes, 12 de octubre de 2007

Adiós a la abejita

Cuentan que en un colegio dos alumnas de los últimos cursos quedaron embarazadas. Para evitar un hecho similar, la dirección decidió contratar a un especialista para que impartiera clases de educación sexual. Resultado: a final de curso eran ya seis las jóvenes en estado de buena esperanza.
Se armó tal revuelo que el claustro tuvo que reunirse de urgencia y tomar medidas de excepción. Tras muchas deliberaciones, representantes del departamento de Educación, padres de familia, profesores, alumnos y el experto en sexología llegaron a una decisión de consenso: a las jóvenes se les aprobaría las clases teóricas, pero se les suspendería las prácticas. Y a otra cosa, mariposa.
Viene esto a cuento por la polémica surgida tras la decisión de la Generalitat de repartir 400.000 folletos informativos sobre afectividad y sexualidad para niños de 10 a 11 años y adolescentes de entre 12 y 16 años. En ellos se explica, entre otras cosas, que la masturbación es «una forma de conocer el propio cuerpo» y asegura que «ni es obligatorio masturbarse ni todo el mundo lo hace».
Ahora comprendo por qué la última vez que le conté a mi hija lo de la abejita y la flor me preguntó: Aita, en el caso de que la flor quede embarazada ¿por dónde se toma la píldora del día después?

No hay comentarios :