miércoles, 19 de marzo de 2008

Aznar se merece un monumento en Irak

El soldado desconocido tiene su monumento. Las víctimas, tarde o temprano, tendrán el suyo; pero los responsables de la guerra, aquellos que la alientan y la dirigen desde sus despachos, carecen de él. Creemos que también merecen ser recordados por lo que hicieron. Ya se intentó, pero no fue posible...

Acta del Juzgado de Primera Instancia de Valladolid:
Informe sobre la denuncia puesta por la marmolería ‘‘La
Estepeña’’, de Quintanilla de Onésimo, contra el Gobierno de los Estados Unidos.
Su representante declara que, tras la rifa que se celebra todas las mañanas en el Pentágono, su empresa fue una de las agraciadas con un contrato para la reconstrucción de
Irak. Concretamente, le fue encargado un monumento que simbolizara la liberación de Irak y que dejara constancia a las generaciones venideras del papel jugado por los líderes de Occidente en la contienda.
El denunciante declara que las autoridades norteamericanas dejaron en manos de la empresa la elección del motivo y de los materiales para la elaboración del trabajo.
Asimismo, afirma que todo el equipo de su empresa se puso manos a la obra un lunes a las ocho de la mañana y que, para las 8,15, ya habían decidido
subcontratar la obra a una compañía más pequeña de un pueblo cercano. Algo que es habitual en el gremio. Tan habitual, dice, como que la empresa de Olivares de Duero la subcontratara a su vez, por lo que a las 9,15 de la mañana el proyecto de monumento estaba en manos de una cuadrilla de inmigrantes sin papeles armados con mazos y cinceles.
A los
subsaharianos, que no hablaban castellano, se les explicó por señas cuál era el sentido de la escultura y la profundidad filosófica que debía irradiar hacia las generaciones venideras. Los inmigrantes asintieron en todo momento y se pusieron manos a la obra a las 12,25 del mismo lunes.
Como modelo para la efigie utilizaron una fotografía impresa en el periódico sobre el que habían dormido en el hangar que usaban como taller-vivienda.


Una de las primeras víctimas de
los bombardeos "inteligentes"

El denunciante asegura que, una semana después, la estatua estaba terminada, que se enviaron las fotos al Pentágono y éste se negó a pagar. Y concluye: «La madre que parió a los americanos, no saben ni lo que quieren».

Proyecto de Estatua para Aznar:
Motivo: Cuerpo de niña sin pies, presidente de Gobierno y Razón de Estado.
Materiales: Granito del Valle de los Caídos.
Tamaño: 60 metros.
Ubicación: Aeropuerto de Bagdad (antes Sadam Husein).

1 comentario :

Eulogio dijo...

Genial, simplemente genial.