domingo, 9 de marzo de 2008

Escenografía de un asesinato (Así era Euskadi hace 10 años ¿Se nota el cambio?)

Entierro del ex concejal socialista Isaías Carrasco, asesinado por ETA

Escenografía de un asesinato (mayo 1998)

AMANECE. Se oye un disparo. La bala atraviesa el cerebro de un hombre, que se desploma. Alguien huye: corre hasta doblar la esquina y desaparece. La sangre tiñe la ropa y serpentea por la acera. Una mujer se asoma a la ventana y grita. Gente que se arremolina. Un niño pregunta: ¿Qué pasa?
Una sirena, cinco sirenas, quince sirenas. Suena el teléfono del ministro, del lehendakari. Una manta, una silueta en el suelo, un ataúd. «Interrumpimos la programación para informar de...». Sigue la música.
Todos mandan faxes de condena. Perdón, todos no. Tras las frases hechas UA dice: «Hay que exterminarlos a todos». PP dice: «Hay que encarcelarlos a todos». PSOE dice: «Dialogar es claudicar». PNV dice: «Dialogar es avanzar». HB dice: «Negociar es avanzar». ETA dice: «Arma, tiro, ¡Pum!»
Informe de balística. Concentración silenciosa. Pancartas. «Hay que convocar la Mesa de Ajuria Enea». «No hay que convocar la mesa de Ajuria Enea».
Periódicos: croquis del asesinato, trayectoria de la bala. El cadáver. Comentarios: «Esto es Irlanda» «Esto no es Irlanda». Fotografías: un político abraza a la viuda. Otro político abraza a la viuda. Imágenes de televisión: una iglesia. Familiares de luto. Pañuelos blancos. Alguien llora. Una frase de la homilía. Flores sobre una tumba. El tiempo que hará mañana...
Al día siguiente: «Hay que acercar a los presos». «No hay que acercar a los presos».
Amanece. Se oye un disparo...
Josetxu Rodríguez

Esta columna la publiqué hace diez años, en mayo de 1998. Todas los atentados de ETA eran así. Uno detrás de otro, tiro tras tiro en la nuca. Parece que fue hace un siglo y de hecho fue el siglo pasado. Si se comparan el escenario y las declaraciones con las del viernes, algo ha cambiado. ¿Pero ha cambiado lo suficiente?

1 comentario :

Alfondo dijo...

Un instante sagrado, sangre, disparo de adrenalina, odio, obcecación existencial, realidad, Kafka, mistero, 'defensa del puesto de trabajo', "Soy humano, nada humano me es ajeno", "acción-reacción-acción...reacción...reacción...reacción...
¡Gracias por tu poesía, Josetxu!