miércoles, 12 de marzo de 2008

Nuevos pecados: contaminar, enriquecerse desmesuradamente, pero de "lo otro", ni hablar...



El Vaticano, en la línea marcada por Benedicto XVI, insiste en aumentar la lista de pecados y ahora dice que la manipulación genética, la degradación del medio ambiente, la acumulación excesiva de riqueza y el consumo de drogas son prácticas contrarias a los diez mandamientos bíblicos y por lo tanto pecaminosas. Tras hacerse pública esta información, las acciones del Banco de Santander y de Petronor han caído estrepitosamente en la bolsa. Y, curiosamente, también han desaparecido los camellos de los alrededores de la calle Génova y Ferraz. Eso sí, en algunas sacristías todo sigue igual...

3 comentarios :

El Pipa dijo...

Curioso... La degradacion del medio ambiente y el consumo de drogas: pues no creo que los curas vayan a vender sus mercedes ni dejar de beber vino en la misa.
Lo peor de todo es la acumulación excesiva de riqueza, parece que no se han visto en un espejo. Que asco de hipocresia, no son ellos los primeros pecadores (como diria Chiquito)? Salu2!

Logio dijo...

Ellos que tienen granjas de cerdos en Galicia demasiado cerca de las casas con la consiguiente contaminación que eso supone.

Maritza dijo...

¿Nuevos pecados?

Por todas partes veo que se dice que el Vaticano habla de nuevos pecados. No es cierto, son los mismos pecados, solo se hacen precisiones modernas.

En este articulo de Con nuestro Peru aclaran eso:

El Vaticano y el pecado, lo que la prensa distorsiona

http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1689&Itemid=32