domingo, 13 de abril de 2008

Bilbao road

The Beatles no visitaron Bilbao para no acabar así

Los vecinos llevaban años pidiendo un semáforo en la zona. Al final, un joven atropelló y mató en el paso de cebra a dos niños que iban al Parque infantil de Navidad de la mano de sus padres. Ahora le han condenado a estar un año sin carné y a pagar 720 euros. Todos han perdido perdón a los padres y el semáforo "que era casi imposible de colocar" estaba funcionando en un par de semanas. Una historia que se repite demasiado a menudo.

2 comentarios :

Eulogio dijo...

Y... ¿Ha dimitido alguien?

Anónimo dijo...

Antes muertos que dimitidos