miércoles, 4 de junio de 2008

Historia oída en un bar. ¡Ojo! Machista, escabrosa, políticamente incorrecta y soez. Vamos, como la vida misma.


SE ENCUENTRAN DOS MUJERES POR LA CALLE.

-¡¡María!! ¿Qué tal? No te había conocido... con ese peinado tan maravilloso que te has puesto...
-Ay, Laurita. Vengo de la pelu ahora mismo. Es que Adolfo es un artista.
- Oye... ¿eso son mechas o es rubio natural?
- Son mechas, boba.
-Pues estás divina. Se te va a comer tu marido en cuanto te vea, que tiene una mujer que no se la merece.
-No seas tonta, que tú sí que estás guapísima.
-Hija, es que siempre has tenido una clase... ¡Oye! ¡Pero qué bolso más divino! ¿Te lo ha regalado tu marido?
-Qué va! Ese ya no me regala nada. Todo el día viendo el fútbol y tomando cerveza con los amigotes...
-Ah, pues eso sí que no puede ser. Ya le estás diciendo que o te mima más o te vas con algún jovencito del trabajo, que deben de estar partiéndose la cara por ti.
-Ay, que cosas dices. Bueno, mi amor, que a ver si nos vemos, y salimos de compras y a tomar café que nos tenemos que contar muchas cositas...
-Pues claro, cielo. Te llamo la semana que viene sin falta.
-Bueno, preciosa. No te digo que te cuides porque como te cuides más nos vas a dejar a todas a la altura del betún, que estás divina.
Se dan dos besos y un abrazo y se separan.

PENSAMIENTO DE LA PRIMERA MUJER:
Anda, que lo que se ha hecho en el pelo, la hija de la gran puta. Menudo adefesio. Yo no sé cómo su marido sigue casado con ella, con lo bueno que está. Me cago en su puta madre... las hay que nacen con suerte. Y hay que ver cómo apesta a perfume barato la muy zorra. Siempre ha sido un callo, además vulgar, que es lo que más me jode.

PENSAMIENTO DE LA SEGUNDA MUJER:
Mira que es mala suerte tener que encontrarme al zorrón este, con lo mal que me cae. Y se ha superado, la cabrona. Está más fea que nunca. Y menudo bolso. Y menudos zapatos y menudo todo. A saber en qué mercadillo se compra la ropa, la hija de puta, que se cree que tiene veinte años y va haciendo el ridículo por la calle, la muy perra.

EN LA OTRA PUNTA DE LA CIUDAD, SE ENCUENTRAN DOS HOMBRES.

-Coño! Pero si es el tontolculo del Mariano.
-¿Qué pasa, gilipollas?
-Pues nada, lo de siempre, que cada vez te veo más calvo.
-¿Por qué no te compras un peluquín de una puta vez, y dejas de ir dando
el cante por la calle con la calva esa, que parece una pista de aterrizaje para ovnis?
-Porque prefiero raparle el coño a tu puta madre, que con los pelánganos que tiene me voy a hacer una peluca que voy a parecer una estrella del rock.
-Lo malo es el olor, que no veas si le canta la chirla a la hija de puta.
-Ya ves. Como a tu mujer, que cada vez que me la follo me tengo que restregar la polla con Ajax pino.
- Pues te durarán un huevo los botes, porque tu parienta me ha dicho que tienes menos rabo que David el Gnomo.
-Mi parienta no tiene ni puta idea de nada, cabronazo. ¿No ves que fue novia tuya hasta que la tiré?
-Y menudo favor me hiciste, capullo, que con lo zorra que es... En el instituto se la tiraron hasta los del equipo de ajedrez.
-Bueno, idiota, que me piro. Te veo otro día.
-No si yo te veo antes, mamón. Ala, que te jodan.
-Y tú que lo veas, gilipollas.
Se dan un golpecito en el hombro y se separan.

PENSAMIENTO DEL PRIMER HOMBRE

Joder, cuánto tiempo sin ver al Mariano. Que tío más de puta madre. Y
está echo un chaval, el jodío. A ver si le llamo la semana que viene,
hombre, que me jode un huevo perder el contacto con tíos como él.

PENSAMIENTO DEL SEGUNDO HOMBRE
Mira que es majete el cabrón del Antonio. Me descojono con él. Si no fuera con prisa me lo había llevado de cañas. El martes o el miércoles le llamo y llamo también al Paco, que hace que no nos juntamos, y nos pasamos una tarde de puta madre los tres...
Sin comentarios

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Josetxu: te veo "mu necesitau" del cariño de una mujer

Begoña

Josetxu dijo...

Sabía que las chicas me lo echaríais en cara, pero hay que reconocer que es una historia muy ingeniosa...
En fin, un punto negativo.
Ahora, eso sí, espero contar siempre con tu cariño, aunque no esté "necesitau".

Anónimo dijo...

Me alegro de saberlo lo de que no estás necesitau, luego ya pensé que a ver si en lugar de meterme contigo, había metido la patita, como no sé tu estado civil ni emocional!!! pero yo me he metido con el autor no con la persona. Y cariñosamente. Me alegro de que no te hayas enfadado, gracias...
Le verdad que la historia está muy bien y te felicito por el Caduca hoy, que lo visito todos los días, sin faltar uno. Así que como me río mucho, yo creo que sí te voy a dejar una parcela de cariño sin intereses "toa pa" ti.
Begoña

Anónimo dijo...

Pues eso, que es cierto, que tu mujer me ha dicho que la tuya es mucho más pequeña, y no te creas que la mia es grande.
Venga, vale, a ver si un día de estos quedamos y te presento a mi parienta. Con un poco de mala suerte, para ti, le gustas y se queda con tigo y eso que gano.
Acuérdate del chiste de catalanes:
-¿Que me das por mi mujer?
_¿Por tu mujer? nada.
-Vale, trato hecho.
Mikeloto