martes, 14 de octubre de 2008

Y tras la hecatombe monetaria...pan y ¡gran hermano!


¡Papisa habemus!

No hay comentarios :