lunes, 23 de marzo de 2009

Enric Duran: El Robin Hood de los bancos

Esta semana que termina, un juzgado de Barcelona ha decretado el ingreso en prisión del activista civil Enric Duran por haber presuntamente estafado medio millón de euros a varias entidades bancarias para, a modo de revancha, denunciar las malas prácticas asociadas al entero sistema financiero internacional, de cuya fechoril trayectoria, ahora percibimos nítidamente sus secuelas. Mas con su encarcelamiento, los tribunales, no han hecho otra cosa que subrayar el halo de heroísmo que este ciudadano bien se merece por emular a un Robin Hood social y aliviar así la frustrante impotencia que sentimos los sufridos clientes-siervos que a diario nos vemos despojados de nuestros pequeños ahorros en forma de continuas comisiones, rapiñas de estos nuevos señores feudales, a quienes debemos obediencia si no queremos vernos sometidos a, cargos y recargos, aparecer en listas de proscritos morosos, embargos de cuentas, desahucios, etc.
Con personas como Enric en la cárcel, junto a los dos criminales de la pizza,se entiende mejor que los mayores delincuentes anden sueltos paseando a sus anchas de Génova a Ferranz. Lo que merece este Cid Campeador de las finanzas es todo un monumento a la valía y que se le nombrara ministro de Economía a modo de reconocimiento político hacia la causa que defiende que para más señas es la de Hacienda si es que nos creemos su lema de que Hacienda somos todos, y no una pena de cárcel medieval. Además, a su favor tiene que la cantidad sustraída, ha sido simbólica comparada con los dividendos de los que se jactan sin pudor en prensa y telediarios todos esos bancos, en toda regla una provocación… En jurisprudencia se evita enviar al calabozo a personas que estén bien integradas en su entorno, siempre y cuando el delito del que se le acuse no sea de sangre, haya sido realizado sin violencia, y no haya afectado a la salud pública, motivo este que se aduce para explicar el continuo entrar y salir de comisaría de los rateros que roban a los pobres y que también se esgrime para dejar libres a los grandes especuladrones del panorama nacional por su baja peligrosidad, condiciones de las que goza nuestro amigo Enric. Pero claro, el ejemplo dado por este Superhéroe no es el que se desea cale en la ciudadanía y mucho menos en nuestra juventud.
Nicola Lococo

No hay comentarios :