jueves, 30 de abril de 2009

Athletic: entradas para una final de infarto


Un hombre tenía unas entradas para la final de copa entre el Athletic y el Barcelona de fútbol.
Cuando se sienta, al empezar el partido, otro hombre se le acerca y le pregunta si está ocupado el asiento que está junto a él.
- No -le contesta-, está desocupado.
- Es increíble que no haya venido su dueño -dice el hombre-. ¿Quién,
en su sano juicio, tiene un asiento como éste, para un partido que es
el mayor acontecimiento del mundo, y no lo usa?
Le responde el primero:
- Bueno, en realidad el asiento es mío. Lo compré hace tiempo. Se supone que mi esposa me iba a acompañar, pero falleció. Ésta es la primera final en la que no vamos a estar juntos desde que nos casamos en 1972.
- Oh... Qué pena me da oír eso. Es terrible, pero, aún así, ¿no pudo encontrar a alguien más, no sé... un amigo, o pariente, o incluso un vecino, para
que usara el asiento?
El hombre niega con la cabeza.
- Pues no. Todos están en el entierro.


3 comentarios :

Snob dijo...

Jajajajajaja! Debe ser el primer chiste de fútbol con el que me río en la vida!

Galder dijo...

Bastante significativo el chiste. No es un chiste... puede ocurrir...

Anónimo dijo...

Ha ocurrido.