lunes, 25 de mayo de 2009

¡Que no quiero un coche nuevo, joder!

Encontrar un lugar para aparcar, cada día más difícil

Le he llamado a Rodríguez Zapatero a casa y se lo he dicho tal que así: Mire, señor ZP, le agradezco mucho el dinero a fondo perdido que usted da para comprar coche nuevo. Pero yo no quiero un coche nuevo, de hecho, el que tengo no lo uso porque ya no hay aparcamiento en ningún sitio. La última vez estuve vagando durante horas por esas grandes avenidas semipeatonales en busca de un hueco en donde abandonarlo y regresar a casa, aunque fuese andando. Llegué de madrugada y tras comprar en la reventa unas horas de OTA a precio de oro.
Le pido que piense un poco. ¿Cree usted que la industria automovilística es tonta y por eso se dedica a vender coches? Pues, no señor. Los concesionarios ya han hecho las cuentas y más o menos la ecuación es la siguiente: "El Gobierno pone el 50% de las ayudas y nosotros otro 50%. Si subimos los coches el 50% que ponemos nosotros y otro 50% que pone el Gobierno, terminaremos no poniendo nada nosotros y quedándonos con el 50% del Gobierno. No sé si me sigue. Vamos, que hoy un utilitario cuesta más o menos lo mismo que hace dos semanas, pero el concesionario gana más. Qué le voy a contar que usted no sepa.
Me temo que tras la burbuja inmobiliaria ha reventado la automovilística y ustedes siguen mirando para otro lado. En poco tiempo, con los automóviles pasará lo mismo que con las impresoras, que terminarán regalándolos porque el verdadero beneficio no está en la venta, sino en los impuestos de la gasolina y de circulación, de los seguros y los recambios. Lo sé de buena tinta. Por eso, si quiere ayudar a la gente, déjese de subvencionar coches y subvencione el creditrans, que eso sí que es revolucionario.
En realidad, no me ha cogido el teléfono, pero le he dejado el mensaje en el contestador. Faltaría más.

jrodriguez@deia.com

2 comentarios :

noveldaytantos dijo...

Deberían inventar el coche biodegradable, de usar y tirar. Así jamás tendrías que complicarte la vida aparcando.
Por cierto, no tengo datos, pero seguro que la ciudad más maldita del mundo para aparcar es Alicante. No creo que exista otra donde sea más difícil.

Josetxu dijo...

Los de Bilbao solemos aparcar en Vitoria, ya ves cómo está la cosa