viernes, 21 de agosto de 2009

Soraya Sáenz de Santamaría y la prostitución



Los tag o etiquetas de "20 minutos" les juegan una mala pasada a los líderes del PP.

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Si se muestra al público despeinada, transparente, escotada, descalza, con poses "sugerentes" de ojos, piernas y demás, en un dormitorio (véase la única pieza de mobiliario) y sin el marido, ¿qué etiqueta le iban a poner? No hay que decir palabras feas, pero es que no hay versión en bonitas.
Que la chica sea mona es cuestión de gustos, que el oficio más antiguo del mundo sea respetable es igualmente opinable y que la chica retratada sea presuntamente inteligente también. Todo esto dicho por no usar la palabra fea de la etiqueta, así que para abreviar no es extraño que le pongan las etiquetas

Anónimo dijo...

Esta Soraya, con su jefe Rajoy, Aguirre, Camps y todos los mentirosos y ladrones de cuello blanco, estan destrosando el Partido Popular.
Es una piramide de deshonra.
Que lastima, esta Espana no merece esta gente.

Anónimo dijo...

Pues no, de acuerdo totalmente, a ver cuando se retratan trabajando y dando resultados, positivos, se entiende

Anónimo dijo...

Y siguiendo en el comentario, decir que esto la España cañí de la que tanto abominan tantos presuntos desarrollados, al fin y a la postre lo que estamos viendo es que esto es "la España del trapío", da igual esta muchacha, que el "pibón" de la Vega, que otros/as presuntos representantes de presuntas instituciones, trapo, silicona, buen vivir y mejor llorar delante de las cámaras. Personalmente, desde hace tiempo, cada vez que veo sonreír beatíficamente a casi todos los políticos, me parece que es porque están pensando: ¡qué bien hemos mentido, han tragado con todo! y perdón si el comentario resulta demasiado negativo, pero es lo me parece en estos momentos

Anonimo dijo...

Parece la posguerra, ofreciendo su cuerpo y estamos en el siglo XXI, ¿no le pagan bastanrte en el Congreso? ¿Cómo se puede ser tan tonta que te engañen para hacerte unas fotos así?

Anónimo dijo...

Pues mira, para mí la chica es fea. Pero aún así, es lo mejor que he visto del PP desde su creación.
Rafel