martes, 12 de enero de 2010

Cuando Dios no quiere hablar, no coge ni el móvil


En ocasiones, hasta el muro de las lamentaciones comunica

1 comentario :

El Drac dijo...

Es la hipocresía del judío, habla de Dios pero primero son los negocios!!!! Si una resolución los puso en Palestina que otra los mande al África para que allí hagan patria; africanos, palestinos y hasta Yahvé estarían refelices!!!