martes, 22 de junio de 2010

Historia mínima: el cuñado del bilbaino

Un bilbaino , por la mañana, en su habitación mirándose al espejo:

-Joder, pero mira que soy guapo, fíjate qué brazos y qué cara. Madre mía si es que soy perfecto, hostia, y encima de Bilbao.


Entra la madre a la habitación en ese momento y le dice:


-Patxi, tengo que decirte algo sobre tu hermana, ha decido meterse a monja.


Cierra la madre la puerta, Patxi ojiplatico se da la vuelta, se mira de nuevo al espejo y dice:


-Jodeeeeer, guapo, de Bilbao y "cuñao" de Dios. La hostia, soy la hostia.

No hay comentarios :