martes, 8 de junio de 2010

Historia mínima: el loro del burdel

Una Señora quería comprar un loro. Va a la tienda de mascotas, y el joven que la atiende, le comenta que sólo tiene un loro, pero que éste había pertenecido a una señora, que tenía un BURDEL, por lo cual su vocabulario, no era del mejor, sino lo contrario, era altamente insolente.  
A la señora no le importó, y dijo que lo educaría nuevamente.

Llega a su casa y destapa la jaula, y el loro comienza:

'Nueva casa, nueva madame'.

La señora suelta una carcajada, y espera ansiosa a que sus hijas lleguen de la escuela.

Llegan las chicas y el loro al verlas dice:

'Nueva casa, nueva madame, nuevas putas'..

Las hijas no pueden contener la risa y esperan a que su padre, llegue para que vea al loro.

Llega el papá a la hora de la comida y el Loro dice:

'Nueva casa, nueva madame, nuevas putas, pero los mismos clientes... ¡¡¡Hola Evaristo. !!!'

1 comentario :

Anónimo dijo...

¡Qué bueno, Evaristo! Y el loro de la foto, guapísimo, le da veinte vueltas a mucho presentador de televisión.
Rafel