miércoles, 9 de junio de 2010

Ser anciano no significa ser un inútil

Lo que enseña este señor es conmovedor, y un ejemplo a ser seguido por todos los que ya pasamos los 40. 
Cuando envejecemos comenzamos a dudar de nuestra capacidad de "marcar la diferencia". Nos sentimos sin capacidad de producir cosas nuevas. Es, en estos momentos, cuando nuestras esperanzas son alimentadas por realizaciones notables de personas mas viejas que nosotros, que han tenido el coraje de aceptar los desafíos que la vida nos presenta en la edad avanzada.
Harold Schlumberg es una de esas personas

- "Muchos me preguntan, ¿qué hacen los ancianos después de jubilados?"

- "Bueno, yo tengo la suerte de ser graduado en ingeniería química, y una de las cosas que más me gusta hacer es transformar cervezas, vinos y otras bebidas alcohólicas en orina"
¡HAROLD DEBERÍA SER UN MOTIVO DE INSPIRACIÓN PARA TODOS NOSOTROS !!!

Enviado por RdeA 

3 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Bravo Harold Schlumberg! Yo también practico esta técnica, pero, despitado como soy, aún no me había dado cuenta. A partir de ahora, además de seguir en este noble empeño, me fijaré en cómo lo hago, para disfrutarlo doblemente.
Rafel

Gary Rivera dijo...

jajajaja es todo un ejemplo!! espero llegar a hacer eso cuando llegue a los 40 jajajajaj

carlos de la parra dijo...

Felicitamos a Harold por su interés en la química de avanzada,un gran ejemplo éste señor para tanto inútil de presente dudoso y futuro incierto.