viernes, 2 de julio de 2010

El jardín del Estatut

Eneko

1 comentario :

Anónimo dijo...

Si al menos el Tribunal Constitucional hubiera metido la flor en un tiesto... Pero no, la ha arrancado, destrozado y echado a la mierda.
El TC ha cometido una injerencia en la voluntad de los pueblos catalán y español, comportándose de una forma totalmente ajena al talante democrático, pues la flor (el Estatut) había sido aprobado democráticamente por el Parlament de Catalunya, representando la voluntad del pueblo catalán, y además había sido refrendado por el Parlamento, representación del pueblo español. No se puede legislar en contra de la soberana voluntad de los pueblos.
Rafel