lunes, 4 de octubre de 2010

Historia mínima: Michelle Obama, fabricante de presidentes


Michelle Obama,presidente,restaurante,anécdota

Se cuenta que en una ocasión el presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, salió a cenar con su esposa Michelle y decidieron dirigirse a un restaurante no tan lujoso como los habituales, ya que aquella noche querían hacer algo diferente y salir de la rutina. Estando sentados a la mesa del establecimiento, el propietario se aproximó adonde se encontraban y pidió por favor a los guardaespaldas que le permitieran acercarse para saludar a la esposa del presidente. Y así lo hizo.
Al retirarse el dueño del establecimiento, Obama le preguntó a Michelle: "¿Cuál ha sido el interés de ese hombre en saludarte?"
Su esposa le respondió: "En mi adolescencia ese hombre estuvo muy enamorado de mí durante mucho tiempo."
El presidente le dice: "¡Ah, eso quiere decir que si tú te hubieras casado con él, hoy serías la dueña de este restaurante!"
Michelle le refutó: "No, cariño... Si yo me hubiera casado con ese hombre, ¡él sería hoy el presidente de los Estados Unidos de América!"

5 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Muy bueno!
Rafel

Gary Rivera dijo...

jajajaja que buena!

Morgan359 dijo...

A algunos se les olvida que detrás de todo gran hombre siempre hay una gran mujer! jajajaaj

Anónimo dijo...

Tan grande no debe ser la mujer para estar "detrás"

Camilo dijo...

eheheheheh! Boa!!!