viernes, 30 de marzo de 2012

¡Dios mío, cómo está el clero!


No hay comentarios :