jueves, 28 de febrero de 2013

¡Escúchalo antes de que lo borren!


¡Ah! y que me sirvan lo mismo que al gaditano.

Historia mínima: la tienda de los maridos


Una día una mujer se entero de se había inaugurado una nueva tienda: ¡La tienda del marido!

En la tienda sólo había tres reglas:

1-Nunca se puede volver
2-Por cada piso aumenta la calidad del marido
3-No se puede volver atrás. Solo para salir de la tienda.

La mujer, muy contenta, va a ver lo que tiene la tienda.
Cuando llega, en el primer piso hay un cartel que dice en grande "Aquí hay maridos trabajadores".

A la mujer le parece bien, pero sube otro piso. En el segundo piso hay otro cartel que dice "En este piso hay hombre guapos y trabajadores".

"Oh! Nada mal" piensa la mujer, pero sube otro piso. El cartel del tercer piso dice "En este piso hay hombres trabajadores, guapos y románticos".

"¡Madre mía!" piensa la mujer, pero vuelve a subir. El cuarto piso decía "Aquí encontrarás hombres trabajadores, guapos, románticos y que ayudan en el hogar".

La mujer, ciertamente, se ve tentada a quedarse, pero decide subir otro piso.
El quinto piso dice "En este piso encontrarás hombres trabajadores, guapos, románticos, que ayudan en el hogar y le gustan los niños".

La mujer por poco se desmaya y casi decide quedarse, pero la curiosidad la vence y vuelve a subir.
En el cartel del sexto piso decía:
"A este piso han llegado 12.354.767 mujeres. En este piso NO HAY HOMBRES. Es sólo una prueba de que para las mujeres nunca habrá un hombre perfecto".

...

Dado el éxito del establecimiento, enfrente de él se abrió otro similar: la "tienda de las esposas". Las reglas eran las mismas y el día de la inauguración se llenó de hombres.

En el primer piso el cartel decía: "En este piso hay mujeres a las que les gusta mucho el sexo".

En el segundo piso decía: "En este piso hay mujeres a las que les gusta el sexo y saben cocinar".

El establecimiento tuvo que cerrar una semana después porque nadie subía a los pisos superiores... 

miércoles, 27 de febrero de 2013

Quizá habría que optar por una eterna Cuaresma


HACE muuuuuuuucho, muuuuuuucho tiempo que solo como hamburguesas con pedigrí. Vamos, que exijo que el caballo sea de padres conocidos y no haya sido alimentado con piensos de pescado elaborados con aletas, cabezas y restos de cajas de cartón. Ustedes, que son tan jóvenes, quizá no se acuerden, pero hasta hace un par de décadas era lo común. De hecho, la incipiente Unión Europea tuvo que prohibir que se alimentara al ganado con triturados de ropa vieja de piel, restos de diversos animales y embalajes varios. Luego llegaron las vacas locas y se armó la marimorena. 
Desde entonces, la alimentación ha mejorado mucho y ya casi no mata, solo engorda. Los fraudes mortíferos se circunscriben a países lejanos y exóticos donde gente sin escrúpulos lo mismo vende carne de cerdo fosforescente que leche para lactantes hecha con agua y melanina, una sustancia letal. 
Por estos lares, el problema es el etiquetado. Vamos, que les da vergüenza poner con qué lo han elaborado. Y no me extraña. El último análisis que he leído de la OCU es de risa. El caviar de esturión era de un pez del Misisipi; el tiburón seco, perca africana; y el venado de la comida para perros era en realidad carne de vaca. Si la vaca se la dan a los perros, es lógico que a nosotros nos toque el caballo. No hay remedio. 
Para saber lo que comes tienes que criarlo en casa. En mi juventud lo intenté con un ternero, pero se merendaba las lechugas de la huerta y los caracoles protestaban. El experimento fracasó.
Josetxu Rodríguez


Si quieres saber cómo hemos llegado a esto, echa un vistazo al vídeo...



sábado, 23 de febrero de 2013

La llamada de Gila al PP


Ring... ring...
- Sede central del Partido Popular, ¿dígame?
- Quería hablar con Rajoy
- ¿Sobre?
- ¡Joder, lo vuestro ya es vicio!

viernes, 15 de febrero de 2013

jueves, 14 de febrero de 2013

Hay que acabar con las macrofiestas de la tercera edad


LOS vecinos alucinamos. Comprendemos que a esa edad tienen que divertirse, darle marcha al cuerpo y relacionarse, pero nosotros también tenemos derecho a descansar los domingos. Llegan en manadas, de todos los puntos de la ciudad e incluso de los pueblos limítrofes, y montan unas juergas de no te menees. En cuanto suena la música, saltan a la pista como posesos y se ponen a buscar pareja sin distinción de sexo o condición. Les da lo mismo bailar solos pegando saltos que en grandes grupos o corros, como los indígenas africanos. Mientras la orquesta toque, no hay problema, pero en una ocasión en que pararon por culpa de un chaparrón, casi les linchan con las cuerdas de las guitarras. 
Algunos, los menos, esa es la verdad, beben licores de alta graduación y trafican con recetas o intercambian sustancias dopantes de todo tipo: ellas prefieren las pastillas para dormir, los ansiolíticos y losparacetamoles; ellos son más de viagra, álmax y sintrones. Y todo a la luz del día. ¡En plena plaza de La Casilla! 
Cuando acaba la música, forman improvisados coros mixtos de bilbainadas y ríen a carcajadas si alguien les pellizca el culo, les esconde el bastón o se les cae la peluca. Casi siempre tiene que venir alguna ambulancia o los bomberos porque uno se ha sofocado o se ha subido a un árbol a por una castaña pilonga y no sabe bajar. ¿No podrían quedarse en el hogar del jubilado jugando a la brisca? Más que nada porque los jodíos nos dan una envidia que no se puede aguantar.
Josetxu Rodríguez

miércoles, 13 de febrero de 2013

Guerra de sesos: la velocidad mental de las mujeres


Una mujer está entrando en un hotel con su amante y se encuentra saliendo a su esposo con otra.....
Entonces ella grita: - ¡Ajaja! ¡Te pillé! y además ¡¡¡me traje 1 testigo!!

domingo, 10 de febrero de 2013

viernes, 8 de febrero de 2013

miércoles, 6 de febrero de 2013

Ya solo me fío de los mafiosos



ANDREI Petrov, el capo de la mafia rusa detenido la pasada semana junto al alcalde de Lloret de Mar, está indignado. Así se lo ha hecho saber al juez en una declaración que no ha dejado títere con cabeza. Se siente engañado y maltratado, hasta el punto de reconocer a la prensa que está "harto de los corruptos de este país. Dejé de pagarles hace un año y medio aproximadamente porque me di cuenta de que podría haber conseguido lo mismo de forma legal". 
Ya ven ustedes. Todo un mafioso ruso, de los que juegan en las grandes ligas, estafado por el primer edil de un pueblo de veraneo. Por un lado, da lástima y, por el otro, produce cierto orgullo pensar en el carácter hondamente democrático de nuestros corruptos locales que, a la hora de la rapiña, no hacen distingos entre un inocente contribuyente o un criminal de postín. 
Quizá esto les sirva de escarmiento a todos esos grupos organizados de facinerosos que llegan aquí como si se tratara de terreno conquistado cuando en realidad contamos con mafias institucionalizadas que pueden mostrar árboles genealógicos de refinado pedigrí. 
Incluso podríamos estar exportando malhechores con label si no estuvieran tan apegados a la familia y la Costa Nostra. No se irán hasta que esquilmen todo. Recuerdo el diálogo de dos camorristas en la novela Gomorra: -"¿No te apena destrozar la costa de nuestro pueblo con residuos tóxicos?". -"En absoluto, con lo que voy a ganar me compraré otro en el Caribe".

Josetxu Rodríguez